Caminatas con olor a pimienta

 

dsc_0219

Vistas desde las cabañas de Henri y Doña Reyna

Los senderos de la Reserva Natural de Benito Juárez no te van a sorprender sin más, sino que se te van a quedar grabados en la memoria para siempre. Nuestro guía (y héroe Totonal) Henri nos enseño un pedacito de esta selva alta de 47 ha ubicada en la región de Los Tuxtlas, Veracruz. Henri lleva junto con su madre Doña Reina unas cabañas con vistas al lago de Catemaco que forman un lugar perfecto para todo aquel que desee evadirse de la cotidianidad y relajarse en un lugar idílico al sonido de los grillos, el agua, los pájaros más variados y las cucharas removiendo la comida más deliciosa hecha por la propia doña Reina.

Regresando a nuestra caminata, desde las mismas cabañas en las que nos hospedamos, tomamos un camino de piedras hacia la comunidad indígena popoluca de Benito Juárez. Desde aquí Henri toma el mando – repartiendo unos bastones hechos con bambú – para agarrar un camino que nos conduce hasta la Reserva Natural. Una vez dentro de sus límites geográficos, Henri comienza su relato : “esta parte de la selva sólo tiene 15 años ya que era un área privada destinada al pasto. Cuando los dueños necesitaron dinero vendieron el terreno y el pueblo juntó ahorros para comprarla, reforestarla y poder así unirla a la selva virgen con la que ya contábamos”.p1120825-1-copyNo es de extrañar que Henri muestre mucho orgullo al hablar de su selva. La frondosidad de sus plantas y el aroma de las deliciosas flores te hacen incluso cuestionarte que un paraje tan especial sea parte de un México caracterizado a nivel internacional por la aridez de sus paisajes. Y es que esta selva da cobijo a muchas especies de pájaros, lagartos, arácnidos y otros animales más grandes como monos, jabalíes y hasta jaguares. Pero también es hogar de muchos árboles, algunos incluso amenazados o en peligro de extinción. Esta Reserva Natural también es uno de los principales flujo de agua al lago de Catemaco, de ahí que nuestro recorrido pase por tres maravillosas cascadas de agua pura además de numerosos manantiales que emanan por cada rincón –  con un agua tan rica que no dudamos ni un segundo en llenar nuestras cantimploras para beber a cada ratito, un sorbo de naturaleza.

p1120841

Prismas Volcánicos dentro de la Reserva Natural

 

Sin el amor de Henri, y de todos los miembros de la cooperativa a la que pertenece, por la protección y conservación de su tierra, no podríamos disfrutar hoy en día de paseos por una selva en la que aprender sobre las platas de café y pimienta, sobre los cráteres volcánicos que caracterizan el paisaje de la región, sobre los monos aulladores que rigen los ritmos de la misma selva o sobre el interesante proyecto de reforestación para proteger su tan preciado sistema ecológico.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s